Sobre la zarpa de la muralla, testigos de la historia

«Sobre la zarpa de la muralla, testigos de la historia. Casa y tienda en la Plaza de Adentro de Huéscar, junto a la Puerta del Sol». Un artículo de Mercedes Laguna, en el nº 39 de la Revista Velezana.
Autora: Mercedes Laguna González

La antigua Plaza de Adentro de Huéscar. Y la Puerta del Sol, hoy Arco del Santo Cristo.

Fotografía de Ramón Gómez Martínez

Recorre la página hacia abajo para adentrarte en la historia, siglo tras siglo (puedes seguir los vínculos). Próximamente completaremos las secciones con entradas explicativas.
Siglo XIV Ismail I, 1324.
Siglo XV Rodrigo de Manrique, conde de Paredes, comendador de Segura, 1434.
Siglo XV. A partir de 1488 Rodrigo de Manrique (nieto), comendador de Yeste y Taibilla, 1488.
Siglo XVI. 1524. Rodrigo de Balboa.
Siglo XVI. 1550. Maino de Cernúsculi.
Siglo XVI. 1570. Los moriscos y el revellín de la muralla.
Siglo XVII Juan Gregorio de Olivares.
Siglo XVIII Los Marqueses de Corvera.
Siglo XIX, 1889 Doña Manuela Carbonero.
Siglo XX. Hasta 1939 D. Pedro López Lefebvre. La familia López Lefebvre.
Siglo XX. De 1940 a 1976 La familia González.

Este ensayo presenta, de manera visual y sintética, los contenidos estudiados y analizados por la autora en dos artículos de formato académico que se publicarán en septiembre:

Laguna González, M. «Las huellas de la escritura en el espacio-historia de las casas. Casa y tienda, junto a la Puerta del Sol, en la Plaza de Adentro de Huéscar». Revista Péndulo. Papeles de Bastitania (2020), nº 20.

Laguna González, M. «Espacio y tiempo habitables a la luz de Ricœur. El humanismo de los titulados universitarios de Huéscar en el XVII«. Boletín del Centro Pedro Suárez. Estudios sobre las comarcas de Guadix, Baza y Huéscar (2020), nº 33.

En estos artículos se recoge la referencia a los documentos históricos, estudios especializados sobre los temas tratados, reflexiones y conexiones interdisciplinares.

La baja Edad Media

Siglo XIV al siglo XV

Construcción de la villa fortificada: del siglo XIV (1324) al primer tercio del siglo XV (1434). Ismail I y sus sucesores como alcaides de Güescar.

La casa más amplia, con huerto y agua.

1324-1434

Miniatura medieval. Río. Tienda en un mercado. Biblioteca Nacional, París.


Finales de la baja Edad Media

Siglo XV. Primera parte

1434-1447. Rodrigo de Manrique, comendador de Segura, conde Navas, conquista la villa para los cristianos. Fue el Alcaide de la fortaleza de Huéscar.

Los caballeros de la Orden de Santiago, con don Rodrigo Manrique a la cabeza, conquistan la villa de Huéscar para los cristianos, y la devuelven al Reino de Castilla. Rodrigo de Manrique escribe una carta a su rey, Juan II de Castilla, contándole los pormenores de la batalla, desde su nueva casa, pegada a la muralla y al fuerte revellín. Desde allí, contó al rey -y a nosotros- los detalles de la aquella villa fortificada y el esplendor de su vega.

(Más en el artículo de la Revista Velezana y en el nuevo número de la Revista Péndulo, que aparecerá en septiembre).

1447-1488. Vuelve la dominación árabe.

Siglo XV. A partir de 1488

1488. Reconquista por parte del ejército de los Reyes Católicos. Al frente, Rodrigo de Manrique, comendador de Yeste y Taibilla (nieto del caballero Rodrigo de Manrique). También, Alcaide de la fortaleza y castillo de Huéscar.



La muralla y la fortaleza construida por los árabes (con su patio de armas) fue reconstruida y mantenida por los cristianos hasta el siglo XVII (aunque parte de las murallas y algunas torres permanecieron hasta el siglo XVIII; por fin, el último de sus torreones se derribó en 1940).

Como no se ha conservado el patio de armas de la fortaleza de Huéscar, con sus columnas, capiteles, vigas y balconadas, traemos aquí la fotografía del patio de armas del castillo de Yeste. ( Fotografía de https://castillodeyeste.jimdofree.com/patio-de-armas/)


Rodrigo de Balboa

Siglo XVI, primera parte

De 1520 a 1539. Rodrigo de Balboa, el fundador del Mayorazgo de Balboa

Fachada de un casa morisca en Granada. (Tesis doctoral de Valentina Pica).

Patio con balconada de una casa de estilo morisco (Granada)


Los Balboa: poder, familia y patrimonio en Huéscar (ss. XVI y XVII)

Fernández Valdivieso, José Luis; Girón Pascual, Rafael María

Edición: Asociación cultural Raigadas. Lugar: Huéscar. Año: 2013

Fotografías de algunas puertas de entrada a casas moriscas de Granada (Tesis de Valentina Pica).


A la derecha, la ampliación de la zona correspondiente a la casa de Rodrigo de Balboa.

Desde la Plaza de Adentro hasta el Paseo de la Mona (hoy del Santo Cristo). La casa de don Rodrigo de Balboa abrió las murallas para tener fácil acceso a la zona de almacenaje. En el centro de la amplia vivienda, un huerto frondoso. (Dibujo del Archivo Histórico de Huéscar: AHMH)


La bodega de la casa estaba ocupada por unas grandes tinajas, desde 1531. Unas tinajas que Rodrigo de Balboa compró en Vélez Blanco.

A falta de imágenes de las tinajas conservadas, reproducimos las de la Cueva-bodega en Villa del Padro (Madrid)


Maino de Cernúsculi

Siglo XVI, de 1550 a 1564

Maino de Cernúsculi se hizo con el censo correspondiente a la casa y tienda en la Plaza de Adentro, junto a la Puerta del Sol.



Maino de Cernúsculi, en 1552, compró y guardó en su casa de la Plaza de Adentro, 186 arcaduces «para traer agua a la fuente de la ciudad».

Como ejemplo, una fotografía de la noria de los Baños árabes meriníes de Algeciras.

Los arcaduces, también llamados «cangilones», se utilizaban para extraer el agua de las acequias (normalmente, mediante norias).


Fotografía antigua de Fuencaliente, primera mitad del siglo XX (colección Avilés).

Maino de Cernúsculi fue uno de los genoveses afincados en Huéscar que comerciaron, sobre todo, con las lanas, su lavado y exportación. El agua y los lavaderos (Fuencaliente y Parpacén) fueron claves en este negocio que hizo prosperar a Huéscar. Manantial de Fuencaliente

Manantial de Parpacén


El revellín de la muralla

Siglo XVI, de 1564 a 1570

Los moriscos y el revellín de la muralla.

El nieto de don Rodrigo de Balboa se llamaba -también- Rodrigo. Nacido en Huéscar, volvió a su tierra en 1564, tras la muerte de su padre, Gaspar de Balboa. Fue regidor de la ciudad. En esta época -1570-, ayudó a los moriscos, ocultándolos en el sótano de la casa. El sótano comunicaba con un túnel, por debajo del revellín de la muralla.

Vista aérea de la casa en la actualidad (fotografía de Encarna Revelles González). A la izquierda, haciendo esquina, en la muralla, estaba el revellín. Un túnel, desde el sótano de la casa, llevaba hasta la vega.

El revellín es una fortificación, en muchas ocasiones, triangular, situada en las zonas de la muralla necesitadas de mayor defensa.

Como ejemplo de revellín de una muralla, presentamos el Revellín de la Fortaleza de Valença, Portugal. Fotografía de Jsobral.

«Los moriscos en el reino de Granada, dando un paseo en el campo con mujeres y niños». Christoph Weiditz  (1498–1559). Archivo: Weiditz Trachtenbuch 105-106.jpg



Juan Gregorio de Olivares

Siglo XVII

El lincenciado Juan Gregorio de Olivares. Abogado. Alcaide de la fortaleza y castillo de Huéscar, que ya, en sel siglo XVII, era un símbolo de lo que fue.

Fotografía de la casa en los años 80, ya sin habitantes. Aunque esta reconstrucción es del siglo XIX, se conservan elementos que recuerdan la portada del XVII. incluso la del XVI, sobre todo en la planta baja. Fotografía de AHMH).

En el siglo XVII, fue la vivienda del licenciado Juan Gregorio de Olivares (abogado y regidor de la ciudad).


La biblioteca del licenciado Olivares en Huéscar


Fotografía antigua de la BNE
Biblioteca Nacional. Fotografías antiguas de la BNE

La biblioteca de Juan Gregorio de Olivares en Huéscar fue recuperada y rescatada del olvido por el historiador Julián Pablo Díaz en 2008.

La biblioteca privada del abogado Juan Gregorio de Olivares la componían 335 volúmenes en total. […] Para guardarlos tenía un mueble cerrado con tres estantes encima de una mesa con cuatro cajones (tres de ellos con llave). Además, guardaba los libros en un arca de pino, otra de nogal y un baúl forrado de cuero negro.[1]

[1] DÍAZ LÓPEZ, Julián P. “La biblioteca del licenciado Juan Gregorio de Olivares (1657) en Huéscar (Granada)”. Revista Péndulo. Papeles de Bastitania, 9, 2008, pp. 165-206.

En el número 21 de la Revista Péndulo, Mercedes Laguna presenta un estudio de esta Biblioteca -ya iniciado en el ensayo «El humanismo de los titulados universitarios de Huéscar en el sigo XVII» (número 33 del Boletín de Estudios Pedro Súarez).

Biblioteca Nacional. Usuarios. Fotografías antiguas de la BNE


Siglo XVIII

Los Marqueses de Corvera

Inventario de los bienes de don Cristóbal de Bustos, Marqués de Corvera (heredero del Mayorazgo de Balboa)

La casa y tienda que el Mayorazgo de Balboa poseía en la calle Alhóndiga, ha pasado a engrosar los bienes de los Maqueses de Corvera: el cobro del censo por disponer de esas viviendas.




Siglo XIX

Último tercio del siglo XIX: 1889, remodelación de la casa

Doña Manuela Carbonero había obtenido en 1869, el permiso del Marqués de Corvera (D. Rafael de Bustos y Castilla-Portugal) para remodelar la casa. Los arreglos terminaro en 1889, cuando doña Manuela Carbonero ya había fallecido.

Diseño para la reconstrucción de los números 2 y 4 de la calle Alhóndiga, presentado al Ayuntamiento en los añs en que se rehabilitó la Torre del Homenaje y el Pósito (2007-2008). Archivo Histórico Municipal de Huéscar.


Hasta 1939

Siglo XX. Primera mitad del siglo.

Los López Lefebvre, propietarios de la casa. Pedro López Lefebvre fue hijo del registrador Pedro López Carbonero.

1913, Pedro López Lefrebvre, alcalde de Huéscar.

Conservamos una carta escrita sobre un terremoto que hubo en Huéscar en noviembre de 1913.


El sol sale -radiante- por la antigua Puerta del Sol; un momento determinado del año. Fotografía de Pedro Lucena, co-propietario actual de la casa nº 4 de la calle Alhóndiga


Familia González

Siglo XX. De 1940 a 1976.

La Familia González González, habitantes de la casa (en régimen de alquiler).

Una familia que había venido de La Puebla, y que hizo de Huéscar su hogar.

Primero vivieron en la casa situada encima del Arco y, después, residieron y trabajaron el la casa número 4 de a calle Alhóndiga, la casa del cierre.


En 1940, la familia vivía en la casa situada encima del Arco del Santo Cristo.

Felisa era emprendedora y el mercado estaba allí, a sus pies…


Convirtió la entrada de la casa en un portal en en donde vendía cal, carbón, teas y serrín. Después, ya en la casa grande, llegó el yeso…

Mercado en Huéscar. Años 50-60. Fotografía de la colección Amparo. AHMH.


Los siete hijos que Felisa y Andrés tenían en 1952: Josefa, José María, Evangelina (los mayores); Jesús y Andrés, y la pequeña Rosario. (Antonia acababa de nacer, y no aparece en la foto).


El paso del tiempo. La permanencia de lo que somos a través de los hijos y los nietos. De sus vidas y de su recuerdo.

En el patio de la casa, en la cocina pequeña, con chimenea, la hija de Andrés y Felisa: Evangelina (con la escoba) y dos amigas . Las niñas, Rosario y Antonia, eran las dos hijas pequeñas. 1953. Rubén, uno de los nietos de Antonia González, a los pies de la Iglesia de Santiago, la que fue antes mezquita y, después, primera iglesia de Huéscar. En la calle Alhóndiga. 2021.

En Huéscar, en la antigua Plaza de Adentro, Rubén y Aria, bisnietos de Felisa y Andrés, leen y presentan el nº 39 de la Revista Velezana, junto a su abuela Antonia, hija  menor de la familia González.


La casa nº 4 de la calle Alhóndiga y la casa del Arco, en la antigua Plaza de Adentro.


Rosario y Antonia, las dos niñas con trenzas, las hijas de Andrés y Felisa, (con su prima Consuelo). En 1958.

Encarna Revelles González, nieta de Andrés y Felisa, lee en la Revista Velezana -en Murcia- el artículo que estudia la casa donde vivieron sus abuelos, sus tíos y su madre, Rosario González: “Sobre la zarpa de la muralla, testigos de la historia. Casa y tienda junto a la Puerta de Sol, en la Plaza de Adentro. Huéscar”). 2021.


Jesús Revelles González, de Huéscar a Santiago de Compostela, haciendo caminos

Rosa y su familia: Manuel -su marido-, y sus hijos Marta, Pablo y Manuel.

Rosario González con su hermana Antonia

Encarna Revelles González, lee la historia de su abuelos, de sus tíos, de su madre, y recuerda a su tío Andrés González.


Rosario González, con su marido, Domingo Revelles.
Miguel Ángel Revelles, con su mujer Eva y sus hijos: Miguel Ángel, Alejandro y Adrián.
Los nietos de Rosario González: Miguel Ángel, Marta. Adrián, Manuel, Mireia y Anabel.

Los nietos de Rosario González: Miguel Ángel, Marta, Pablo, Adrián, Alejandro, Manuel, Mireia y Anabel.

José Domingo Revelles González con su familia: su mujer Toñi y sus hijas: Anabel y Mireia.

La nieta de Rosario González, Anabel, con su marido Jesús y su pequeño Jesús.

 


Jesús González.

La familia en una romería en las Santas, 1957


Círculo de complicidad:

Tres generaciones: Jesús González, su hija Eva y su nieto, Mario, el hijo de Juan Andrés.


Los nietos de Jesús González: sentados, esperando su futuro, mientras reciben con cariño las huellas del pasado


Qué armonía de lazos familiares. Aprender cosas que no has vivido porque otros -que te quieren- te las cuentan. Y te hacen volver la cabeza…

Los primos -Jesús, Mario, Lola, Julia y Vega– sostienen la puerta, tomando prestada la memoria.


José María González y sus hermanos, 1940. Una fotografía en la calle (en su Feria).

José María González y Carmen, 1966.

En el 50 Aniversario del descubrimiento de la Dama de Baza, Carmen, la bisnieta de Felisa González, lee en la Revista Velezana el artículo sobre la casa de Huéscar en donde vivió su abuelo, José María González.


Nieta de José María González, bisnieta de Felisa y Andrés, Noa González recibe la memoria de la familia a través de los recuerdos y las imágenes, de las lecturas de sus seres queridos.


Los siete hijos que Felisa y Andrés tenían en 1952: Josefa, José María, Evangelina (los mayores); Jesús y Andrés, y la pequeña Rosario. (Antonia acababa de nacer, y no aparece en la foto).



Josefa, la hija mayor de Andrés y Felisa, en el patio de la casa, 1952.

Años más tarde, sus hijos, Pilar y Manolo con el abuelo Andrés, en el mismo patio. El nieto de Pilar C. González, con su abuelo. 2021.

Josefa González, 1952, en el parque de Huéscar

Su hijo Ángel con su familia: su mujer, sus cuatro hijas y su nieto. 2021


Josefa González, 1952, en el patio de la casa de la calle Alhóndiga, en Huéscar.

Paqui Carayol en Almería, con sus dos hijos, Edu y Adrián.



Evangelina González, 1952, en el patio de la casa número 4 de la calle Alhóndiga.

Felisa, su hija. 1972.


Evangelina González, con 16 años, toda la vida por delante, con toda la ilusión del porvenir: su presente, nuestro futuro.


Evangelina y su novio, Carlos, el 22 de octubre de 1954, en la Plaza, en una feria.

Hoy, desde la Sagra, en la ermita de las Santas se vuelven a escuchar sus pasos silenciosos.


Jesús Revelles González, de Huéscar a Santiago de Compostela, haciendo caminos
Volver al inicio de la página.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. agosto 15, 2021

    […] Laguna González, M. «Sobre la zarpa de la muralla, testigos de la historia. Casa y tienda en la Pl… […]

  2. agosto 28, 2021

    […] Para saber más… […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *